Redacción Jurídica

Asistencia en la redacción de textos legales para la comunidad hispana

Cuando no puedes permitirte pagar un abogado y tienes que representarte a ti mismo, todo el panorama legal es desalentador e intimidante. Tratar de navegar por el sistema judicial estadounidense cuando el inglés no es su primera lengua es incluso peor. Yo ofrezco servicios diseñados especialmente para la comunidad de habla hispana. Aunque no hablo español, tengo un equipo de traductores nativos que hablan español. Usted puede escribir sus documentos en español. Yo los traduciré al inglés. Y yo escribiré sus formularios legales y declaraciones para el juez en inglés. 

Mis antecedentes en la escritura legal

Me representé a mí misma durante dieciocho años en un caso con un hombre litigante bien financiado. Comencé representándome a mí misma en el tribunal de familia de la ciudad de Nueva York en un divorcio cuando estaba embarazada. Durante ese tiempo, di a luz a un bebé prematuro y me representé a mí misma hasta el final del divorcio mientras cuidaba de mi bebé. Ese litigio duró casi dos años con un juez hostil.

También me representé a mí misma en una apelación sobre la custodia en el Tribunal Superior de la República de Singapur con dos costillas rotas y gané parte de mi apelación. Me representé a mí misma en casos de violencia doméstica. Más tarde, en el condado de Orange, California, me representé a mí misma en asuntos de custodia y tiempo compartido (visitas) hasta que mi hijo tuvo 17 años. No puedo contar cuántas veces me presenté ante el juez para argumentar mi propio caso contra mi ex marido rico, que tenía un equipo de abogados. 

A veces contaba con asesoramiento jurídico. Los abogados me guiaban y aliviaban la carga de cómo presentar mi caso, y me informaban de la ley. Pero eran caros. Yo no podía pagar la representación que mi ex marido estaba dispuesto a financiar. En 2012, por ejemplo, mi ex marido informó al juez de que había gastado más de 3.000.000 de dólares en nuestro caso. Siguió gastando dinero en abogados caros hasta 2019. Imagina representarte a ti misma en un caso así. 

Empecé a creer lo que mucha gente cree: los jueces son corruptos, son parciales. Me propuse demostrar mi conclusión mientras estudiaba antropología en la Universidad de California, Irvine. Después de 18 meses de observar y documentar casos de violencia doméstica, y algunos casos de derecho familiar, llegué a la conclusión de que los jueces de derecho de familia son simplemente seres humanos con un trabajo difícil. No son corruptos. 

En primer lugar, los jueces deben determinar quién dice la verdad. Su mayor interés es proteger al niño. No toleran las conductas abusivas e inestables, especialmente cuando el o los niños se ven afectados. Su trabajo es mucho más fácil cuando una parte presenta un caso limpio, completo e inteligible. 

Entonces, ¿cómo se presenta un caso limpio, completo e inteligible cuando se está en medio de una crisis emocional? Es difícil. Tienes que navegar por los formularios. Redactar tu historia. Entender lo que el juez necesita saber y lo que no necesita saber. Presentar tus papeles. Leer y responder a los argumentos y alegaciones de la otra parte. Comparecer en las audiencias. Responder a las preguntas. Y controlar el estrés y las emociones.

Los tribunales, especialmente los familiares, están formados y preparados para los litigantes auto representados (pro se), ya que mucha gente no puede pagar un abogado. Pero eso no reduce el estrés de navegar solo por el sistema judicial, especialmente si tienes hijos y un trabajo. Y especialmente si el inglés no es tu primera lengua. 

Puedes acudir al centro de autoayuda del juzgado de familia. Por lo general, la fila es bastante larga y cuando llegas a la ventanilla, el secretario te dirá de un tirón qué formulario debes completar. Luego, como un robot, responderá a tus preguntas de seguimiento con un “Lo siento, no puedo dar asesoramiento legal”. Y es cierto. Sólo pueden decirte qué formulario debe rellenar y en qué fila debe ponerse. Cada paso del proceso es otro día de alto estrés en tu vida.

No importa lo buen escritor o narrador que creas que eres, necesitas a alguien que te ayude a escribir y editar tus documentos. ¿Cómo sabes si tienes todos los formularios necesarios para presentar o responder a tu caso? ¿Cómo crear pruebas de todos esos mensajes de texto y correos electrónicos? ¿Cómo se puede presentar electrónicamente sin ir al juzgado? ¿Cómo resumir toda la información financiera? ¿Qué se puede esperar que ocurra? ¿Qué órdenes puede solicitar? ¿Cómo salir de este lío con el menor daño posible para su hijo? ¿Cómo mantenerse mentalmente sano mientras lidias con un ex cónyuge o ex amante difícil? Yo ayudo a personas como tú en todas estas cuestiones.

Al igual que el centro de autoayuda del juzgado, no puedo dar consejos legales. Pero estoy encantada de compartir mi experiencia como litigante y como investigadora. Puedo decirte lo que hace que un juez se moleste. Puedo decirte cómo ganarse el respeto de un juez. Puedo ayudarte a mantenerte mentalmente sana durante el proceso, que en mi opinión, es la tarea más importante. 

Ofrezco consultas gratuitas de 20 minutos. Esta es una oportunidad para que me conozcas y hagas cualquier pregunta que tengas sobre mi experiencia. Yo te voy a decir la verdad. No intentaré prolongar su tiempo conmigo más allá de lo absolutamente necesario. Creo que el objetivo de la asesoría debe ser “entrar, obtener las órdenes que necesitas y salir de esta situación lo más rápido posible”. Ese enfoque es lo mejor para ti, lo mejor para tus hijos y lo mejor para los tribunales. 

Para una consulta gratuita de redacción legal, reserva una cita en mi calendario aquí.

Schedule a Remote Meeting

Carisa Carlton does not offer legal advice. If you require legal advice, please contact an attorney in your area.